UNA VOZ DE ALTURA

ALEJANDRO DÍAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL   nuevo.jpg (5064 bytes)

Si el señor Peña Nieto esta pensando que sus pares, los presidentes de las naciones del Continente Americano, razonen como él, esta muy equivocado. De hecho ellos ya saben qué clase de mandatario posee el titulo de jefe del Poder Ejecutivo mexicano.  

Después de cuatro años de ejercicio del poder en Los Pinos, sus pares ya tienen una bien formada idea de cómo funciona la mente del que se dice líder de los mexicanos y no pueden ser considerados como mal informados. 

En la próxima reunión del organismo que audita los derechos humanos de los países de nuestro continente, México será evaluado en ese importante renglón, especialmente en lo que se refiere a las cifras, siempre poco claras, dadas a conocer por nuestra Secretaría de Gobernación en materia de desapariciones forzadas. La reunión esta citada en Panamá y tendrá lugar en los próximos días. 

Es muy posible que los representantes de nuestras hermanas repúblicas no hayan olvidado el caso mexicano de Ayotzinapa, y que además, lo tengan en su agenda de discusiones. Si ese es el caso los participantes, para éstas alturas ya saben que apenas la semana pasada el general de división Alejandro Saavedra Hernández fue nombrado inspector y contralor general del Ejército y la Fuerza Aérea.  

Curiosamente, el general Saavedra Hernández era comandante de la 35 Zona Militar en Chilpancingo Guerrero, de la cual forma parte el 27 batallón de infantería de Iguala, el mismo que impidió el paso a los investigadores de Derechos Humanos que llevaban el caso de los jóvenes desaparecidos en Iguala, la fatídica noche de su desaparición. 

Si nosotros nos preguntamos ¿acaso el asenso y el nuevo nombramiento de dicho general tendrá que ver con alguna clase de pago o reconocimiento? Pregunta que también podrían hacerse los miembros de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. 

Esto es debido a que en México muchos tenemos todavía la convicción de que en ese gran crimen participó el Estado mexicano, y podría hacernos pensar que al general Saavedra Hernández le están retribuyendo con su asenso y nuevo nombramiento la descollada atención de su actuación. 

Aunque dejamos claro, que por otros medios sabemos que el accidental descubrimiento de droga en uno de los camiones que trataron de tomar los estudiantes, era utilizado para transportar la heroína hacia el norte de la república y esa fue la verdadera razón del porqué fueron inmolados. 

Aunque ha transcurrido un largo tiempo, todavía la Procuraduría General de la República no ha dado la explicación plausible de los acontecimientos, y tampoco se cuente con resultados creíbles del destino de los restos de los asesinados. Esa deuda todavía la carga la administración federal del señor Peña Nieto y no va ser fácil olvidarla. 

Por GERARDO REYES GÓMEZ

05 de DICIEMBRE de 2016

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com