UNA VOZ DE ALTURA

ALEJADRO DIAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL   nuevo.jpg (5064 bytes)

UN GRITO EN EL DESIERTO 

La semana pasada se volvió a escuchar la voz de Noam Chomsky, el intelectual más conocido de nacionalidad estadounidense, quien con toda la autoridad de sus conocimientos y prestigio hizo al mundo una advertencia: estamos viviendo la última crisis mundial del Planeta Tierra. 

A pesar de las múltiples señales de que se esta destruyendo a la civilización, el mundo en general y en particular los EE. UU. al ignorar el cambio climático que esta viviendo la población de nuestro planeta nos llevan a la destrucción de la humanidad.

Más claro que lo anterior, ni el agua más pura. Por la senda actual acabaremos auto destruyéndonos. El daño que estamos produciendo a nuestro medio ambiente muy pronto será irreparable y comenzarán una serie de eventos sin parangón en la vida del planeta. 

Quizá el más famoso de los intelectuales estadounidenses elevó su docta voz para tratar de hacer un alto en el camino por el cual nos dirigimos a nuestra autodestrucción. Pero nunca lo habíamos leído con tanta seriedad como ahora y solo para rarificar, lo mismo que pensamos muchos en puntos tan disímbolos del mundo. 

Noam Chomsky posee toda la autoridad moral para juzgar y decirnos que en su país se encuentran los promotores del desastre y explica las razones por lo que lo hacen. En defensa de un modelo capitalista que está agotado y produce mayor destrucción que nunca en todas las latitudes del viejo y el llamado nuevo mundo. Pero el colapso es inminente. El capitalismo que llevó a construir al Estado más fuerte del globo terráqueo lo esta llevando a su destrucción. 

Las diferencias políticas entre los dos partidos de los EE. UU., el Partido Republicano y el Demócrata están en una permanente lucha y esas diferencias, causan un choque que impide ponerse de acuerdo a quienes desean preservar el Planeta Tierra. Los republicanos, tercos y hostiles no aceptan la gravedad del problema inducidos por su temor a la perdida del poder político y los demócratas no han encontrado el modo de disuadir a sus contrapartes; el resultado un solución que no llega y que pone en riesgo toda la vida del planeta tierra tal y como ahora la conocemos. 

Chomsky reconoce y denuncia la verdad, pero está muy consciente de que de no llegar pronto a encontrar un acuerdo todo se va al diablo. 

La moneda esta en el aire, lo único malo es que cada día que pasa, si no se llega a un arreglo positivo, será más difícil evitar los daños  que ya hemos llegado a infringirle al planeta y por ende a la población que lo habita. 

Se requiere buena voluntad de la suma de los habitantes de La Tierra, para encontrar la solución al reto más grande de todos los tiempos de la humanidad. Sin principios ecológicos no podremos sobrevivir.

 

por GERARDO REYES GÓMEZ

08 de FEBRERO de 2016

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com